viernes, 7 de abril de 2017

Exposición 'Media Hora' de Pablo Balbontín en el Cicus, Sevilla.



MEDIA HORA

Sala EP1 del CICUS
Del 26 de enero  al 23 de marzo de 2017
De Lunes a viernes de 11 a 21 horas
Es necesario hablar de todo aquello que, dolorosa e injustamente, se ha establecido y acomodado en una sociedad donde el cinismo y la indiferencia lo permiten casi todo. Quiero denunciar el falso paternalismo que sigue manteniendo la desigualdad de género y me indigno ante la evidencia de cómo esto se lleva al extremo mientras apenas hacemos nada por detener esta barbaridad; millones de personas son retenidas anualmente para su explotación, de las cuales las mujeres y las niñas suponen el 75 por ciento de las que cada año acabarán sufriendo su explotación sexual bajo condiciones de esclavitud.
Celebro el trabajo de Pablo Balbontín porque actualmente el tener un espíritu crítico es una rareza. Hay ingenuos que prefieren pensar que lo que no les gusta no existe, otros que saben que existe pero si no lo ven ya no se sienten responsables de ello, y otros que lo ven pero simplemente lo justifican de mil maneras para auto convencerse de que “no será para tanto”. Esta doble moral y esta especie de consenso de indiferencia, impide toda crítica y renovación. Todos falsos, ciegos, sordos y mudos para no sentirnos responsables de las miserias de una sociedad donde ni siquiera los que se supone que son responsables de defenderla responden a sus compromisos éticos. Se mueve mucho dinero con el tráfico de esclavos y esclavas sexuales, sexo y dinero parecen justificarlo todo, por aberrante que sea.
Desde siempre me fijo con curiosidad en los clubs de carretera que uno se encuentra a cada paso en cualquier viaje en coche, letreros luminosos con letras medio caídas, falsos hoteles donde parece que no sucede nada; ¿quién no los ve, si forman parte del paisaje de carretera de este país? Sin embargo es una imagen tan integrada en nuestra retina que casi todo el mundo la obvia, como si fuera mejor no fijarse en eso. El problema surge cuando alguien se pregunta qué pasará ahí dentro y es consciente del drama que allí se oculta. Esos falsos hoteles existen porque tienen clientes, clientes que por supuesto, conocen la dolorosa realidad y la alimentan, pero no se responsabilizan de ella. Olvidamos que en la industria del sexo se trafica con seres humanos para satisfacer la demanda de los compradores, que son hombres en su mayoría. Tristemente los instintos de los consumidores y los intereses de los mercaderes se sitúan otra vez por encima de la ética, de la justicia, de la conciencia.
Media Hora, nos muestra esto con la dureza y claridad de la luz del mediodía. En el instante de la sombra más corta, un zoom directo y descarado sobre algo que todos vemos y obviamos, la imagen diurna de una esclavitud consentida por la sociedad, esclavitud que encuentra impulso en la enorme demanda de cuerpos de mujeres, niñas y niños en la industria sexual, personas a quienes se les niegan los derechos y oportunidades. Pues aunque de día lo parezca, ese lugar solitario que ustedes y yo vemos con toda naturalidad a la luz del sol, ¡no está abandonado!
Me parece brillante la iniciativa de Pablo de mostrar este lado oscuro de la realidad a pleno sol, tal y como lo vemos todos a diario. Siempre me pregunto cómo es que nadie habla de esto si todo el mundo lo sabe. La resolución del trabajo es maestra, Media Hora requiere un extraordinario trabajo de campo, la elección del lugar entre los miles de Km. recorridos y la paciencia para encontrar la luz y el ángulo para un calibrado disparo en el “aquí y ahora”, con la Linhof Technika de placas, que revele la cruda realidad con el encuadre más sobrio e inteligente. Pero lo que más sorprende del trabajo es que el dramatismo implícito en este escenario no utilice más recursos que la arquitectura con sus “adornos” más externos y la luz del día. Precisamente el que las protagonistas no estén abiertamente en la escena, las hace todavía más visibles; hay una claridad reveladora en las imágenes. No nos engañemos, igual que se nos muestra en MediaHora, ellas están aunque no las veamos, las víctimas suelen encontrarse aisladas de las redes sociales tradicionales y de los servicios gubernamentales. En muchos casos son las mismas políticas migratorias impulsadas por los gobiernos las causantes del problema, forzando a las mujeres y niñas a mantenerse en situación de clandestinidad.
Pablo Balbontín, con una mirada precisa, sin concesiones al adorno, nos hace encontrarnos frontalmente ante un problema de carácter global que atenta gravemente contra los derechos humanos, cuya base es la persistente desigualdad entre los sexos y la condición de subordinación de la mujer a escala mundial.
No sé si las mujeres somos suficientemente conscientes y con nosotras el resto de la sociedad, de cuánto tenemos que hacer todavía; no hemos llegado aún ni a la mitad del camino.
Pamen Pereira. Noviembre de 2016





La exposición "Media Hora" hace un recorrido por los moteles de carretera que ocultan la explotación sexual. Las instantáneas están realizadas a plena luz del día en una imagen distinta a la habitual visión nocturna y con luces de neón. 

Al relato fotográfico, captado por el artista mientras volvía en coche desde Turín (Italia) a Sevilla, se une la narración de mujeres que han sufrido el negocio de la prostitución.

Los clubs de carretera que nos encontramos en cualquier viaje en coche, con reclamantes letreros luminosos es una imagen tan integrada en nuestra retina. ¿Nos hemos detenido a preguntarnos qué pasará ahí dentro? ¿Somos  conscientes del drama que allí se oculta? Existen porque hay clientela, clientes que no son ajenos a la dolorosa realidad que la alimentan.  

Media Hora, nos muestra mostrar este lado oscuro de la realidad del mediodía. La imagen diurna de una esclavitud consentida por la sociedad, personas a quienes se les niegan los derechos y oportunidades. 
Ha requerido un extraordinario trabajo de campo, la elección del lugar entre los miles de Kms. recorridos y la paciencia para encontrar la luz y el ángulo para que revele la cruda realidad con el encuadre más sobrio. Sorprende el dramatismo implícito de los escenarios. Ellas, las víctimas, están aunque no las veamos. 

http://notasculturasev.blogspot.com.es/2017/02/media-hora-exposicion-de-pablo-balbotin.html








Felicitar al Centro de Iniciativas Culturales Universidad de Sevilla CICUS por programar una exposición y proyecto como este tan necesario y arriesgado dentro de su programación.
https://cicus.us.es/evento/exposicion-%C2%B7-media-hora-%C2%B7-pablo-balboltin/

jueves, 9 de marzo de 2017

The Blaze






La reunión en intimidad de dos amigos en un apartamento es el punto de partida de 'Virile', el nuevo vídeo del dúo electrónico The Blaze. En él, podemos ver cómo alrededor de la pareja de amigos comienzan a difuminarse las fronteras entre la rivalidad y la atracción a través del baile.

''Tú lo llamas locura, yo lo llamo amor'', el título del famoso clásico de Russ Columbo popularizado por Nat King Cole, es la cita que da comienzo al último videoclip de la banda formada por Guillaume Alric y Jonathan Alric.

El nuevo tema del dúo franco-bruselense, que está incluido en el último recopilatorio de los artistas de Bromance Records -responsables de la celebrada colaboración entre M.I.A y GENER8TION- nos introduce en un ensoñador e hipnótico mantra electrónico que evoca pasajes urbanos, nocturnos y clandestinos.

Para ilustrar la pieza, la banda ha querido mostrar la intimidad de dos jóvenes que se relajan y dejan llevar por la música, el baile, y sus propios impulsos durante una reunión de madrugada.

Envueltos en el nebuloso entorno que suscita el humo de un cigarro de liar, la pareja improvisa una estimulante coreografía a medio camino entre la pelea de gallos y un ritual de cortejo, cuyo punto de inflexión aparece al comenzar a compartir las caladas del pitillo.

De ahí adelante, el choque de masculinidades de la pareja consigue un efecto de tierno y homoerótico combate, que contrasta con el compacto y pétreo silencio que tiene lugar en el exterior del apartamento.

Una espectacular representación del cariño entre hombres que ejemplifica a la perfección el concepto del álbum recopilatorio, pues como han declarado desde Bromance Records: "Queríamos dar a nuestros artistas un espacio de libre de expresión sin leyes, reglas o géneros, y que también estuvieran liberados de tener que limitarse a un formato clásico como el de un epé o un álbum."

http://www.chueca.com/articulo/the-blaze-retratan-un-tierno-y-homoerotico-combate-de-masculinidades-en-virile


Last year unknown French duo The Blaze emerged with their brilliant debut single "Virile." The song's video was just as unmissable, showing two men in their Parisian apartment smoking, laughing, and dancing to the song. It was a cinematic look at male bonding and the romance of friendship. 

The Blaze offer up their second single "Territory." It's taken from their debut EP of the same name, which is due on April 7 via Animal63, a new label headed by Savoir Faire and Believe Recordings. 

Filmed in Algiers, the "Territory" video captures an emotional and complicated homecoming. In the visual we see a man in tears as he embraces his family after time spent overseas. Similar to the "Virile" video, male relationships are front and center throughout, though there are also tender scenes with a motherly figure too. 


Little is know about The Blaze right now beyond the fact they're a duo of producers and directors. While we wait on more from them, check out the "Territory" video above.




sábado, 4 de marzo de 2017

"Moonlight" de Barry Jenkins, 2016.


Moonlight es la adaptación de la obra de teatro de Tarell Alvin McCraney, y su título hace referencia a un dicho que afirma que los chicos negros parecen azules bajo la luz de la luna. Aunque no está basada en ninguna historia concreta, las experiencias del dramaturgo y del director de la película, Barry Jenkins, sí están presentes en el filme. Tanto es así que el cineasta declaró a Los Angeles Times que todavía no se la había proyectado a su propia madre: “No se trata de cuándo esté preparado para enseñársela, sino de cuándo ella estará preparada para verla”. Los dos crecieron al mismo tiempo en el barrio marginal Liberty Square de Miami, localización en la que han rodado varias escenas de la película. Ambos tenían madres drogadictas pero con diferente suerte. Mientras que la de Jenkins logró sobrevivir, la de McCraney no. El dramaturgo es homosexual y, en otro paralelismo con el protagonista, también fue rescatado por un traficante. Moonlight se estrenó el pasado octubre en Estados Unidos con una gran recepción entre el público después de su triunfo en los festivales de Telluride y Toronto, donde tuvieron que habilitar más proyecciones debido a la demanda.


A pesar del apoyo de la crítica, Jenkins declaró haber recibido insultos en Twitter acusándole de realizar una película que amenaza la masculinidad afroamericana. Y precisamente es ese estereotipo machista el que quiere desterrar a través de tres actos. En la primera parte conocemos a Little (Alex R. Hibbert), el niño que, conviviendo con una madre adicta y siendo acosado por sus compañeros, entabla amistad con un traficante interpretado por Mahershala Ali, el actor más famoso del reparto gracias a su papel en House of Cards. Como adolescente (Ashton Sanders), conoce a Kevin, el protagonista de una amistad que evoluciona en un amor romántico y sexual obstaculizado por un ambiente violento. En el tramo final, se le conoce por otro apodo, Black (Trevante Rhodes). Aunque ahora cuenta con un físico musculado que impone respeto a su alrededor, su interior no es menos confuso ni retraído, sobre todo, cuando vuelve a encontrarse con su antiguo amor. La película supone una ruptura con el arquetipo de personaje afroamericano que solemos ver en el cine. “Cuando creces, te dicen que siendo un hombre negro tienes que ser mejor que tus colegas. Tienes que ser fuerte, masculino y la fuerza más dominante en la habitación siempre. Así que automáticamente te bloqueas y no piensas que sea posible mostrar ningún tipo de vulnerabilidad en ti”, afirma a The Guardian Trevante Rhodes, cuya interpretación ha sido calificada de “asombrosa e impresionante” por la –inesperada– crítica de cine, Madonna.

http://smoda.elpais.com/moda/actualidad/moonlight-mejor-pelicula-ano/

http://www.panorama.com.ve/experienciapanorama/La-desgarradora-historia-de-Moonlight-ganadora-como-mejor-pelicula-del-Oscar-20170304-0017.html
 http://www.lavanguardia.com/ocio/viajes/20170219/4221090334/moonlight-localizaciones-miami-liberty-city-oscar-2017.html

"Moonlight" de Barry Jenkins, 2016.

Sinopsis: Chiron es un joven afroamericano con una difícil infancia y adolescencia, que crece en una zona conflictiva de Miami. A medida que pasan los años, el joven se descubre a sí mismo intentando sobrevivir en diferentes situaciones. Durante todo ese tiempo, Chirón tendrá que hacer frente a la drogadicción de su madre y al violento ambiente de su colegio y su barrio.
http://www.filmaffinity.com/es/film395573.html



"Fruitvale Station" de Ryan Coogler, 2013.

Sinopsis: Cuenta la historia real de Oscar Grant (Michael B. Jordan). Un joven afroamericano de 22 años que se ve envuelto en una pelea durante la Nochevieja del año 2008, es detenido por varios policías. La disputa entre los jóvenes y la brigada acarrea consecuencias irreparables. Diversas personas grabaron el suceso con sus teléfonos móviles.
http://www.filmaffinity.com/es/film370693.html

El Rey Chatarrero


 Javier García Roche tiene 35 años y es el fundador de ‘Chatarras Palace’. Profesionalmente se dedica efectivamente a la chatarra, gracias a la empresa que heredó de su familia. Pero también es boxeador. Estuvo en la cárcel hace unos años y decidió rehabilitarse a través del boxeo. Su historia ha atraído a los aficionados de este deporte, e incluso ha protagonizado un pequeño documental y una película: ‘El Rey Chatarrero’.
El famoso ‘templo de la lucha’ que lidera se encuentra entre el barrio barcelonés del Bon Pastor y la localidad de Sant Adrià del Besòs. Roche alcanzó gran popularidad hace años, cuando empezó a anunciar esas peleas y decidió abrir un gimnasio de boxeo cerca de su negocio.
Desde entonces, el catalán y su amigo Pollo Ramírez entrenan, sin cobrar, a jóvenes marginales que quieren abandonar sus malos hábitos de vida y empezar a hacer deporte. Los combates, que comienzan por una fase de entrenamiento, son semanales.
Los miembros del grupo convierten contenedores de deshechos de obra en improvisados rings. Las peleas son muy populares y atraen a mucho público. Las apuestas, según sus normas internas, están totalmente prohibidas. Los litigantes no ganan dinero si vencen el combate: pelean, dicen, simplemente “por el placer de pelear”. ‘Roche’ actúa de árbitro en los enfrentamientos.
Las hazañas de los ‘Chatarras Palace’ se volvieron virales desde que sus integrantes comenzaron a grabar los combates con sus teléfonos móviles para compartirlos en el canal de YouTube ‘Chatarrero loko’, que ha logrado reunir a miles de seguidores.
http://www.elconfidencialdigital.com/medios/Mediaset-chatarrero-programa-maltrato-animales_0_2780721908.html






VICE recorre Barcelona con el chatarrero más mediático del panorama nacional, Javi García Roche, el dueño del conocido ‘Chatarra’s Palace’. Seremos testigos de su evolución de delincuente a defensor de los derechos de los animales.
Veremos a Javi, más conocido como el ‘rey chatarrero’, en sus entrenamientos de boxeo, que son gratuitos y están enfocados a chavales en situación de exclusión social. Le veremos luchar en un combate profesional, ante la atenta mirada de su novia Lara, donde nos mostrará lo duro que es luchar por tus ilusiones cuando los años y las lesiones empiezan a pesar.
Vídeo producido originalmente para nuestro programa de televisión #DIARIOVICE. 

domingo, 29 de enero de 2017

“Somos Preciosos, Somos Inútiles” Juan Manuel Benítez y Eladio Aguilera en Espacio Laraña, Sevilla.


Hasta el próximo 1 de febrero bajo el título "Somos Preciosos, Somos Inútiles" los artistas sevillanos Juan Manuel Benítez y Eladio Aguilera nos invitan a sumergirnos en su vida personal dentro de la recientemente inaugurada sala de exposiciones Espacio Laraña en la Facultad de Bellas artes de Sevilla, que abre con esta exposición su programación de 2017 tras la muestra "Ware" de Manuel Zapata y Alba Cortés comisariada por Mariano Orte a finales del pasado año. 
Al entrar en la sala nos encontramos a mano derecha una "composición sobre peana de cajas de Cruzcampo con litronas vacías" de lo que parece ser la propia inauguración, misma marca y botellas se repiten amontanadas en una de las esquinas de la sala a modo de "stacks" como aquellos de caramelos de Félix Gonzalez-Torres.  
La muestra se completa con un buen número de buenas pinturas sobre lienzo y papel con una factura similar a la de José Carlos Naranjo y Sebas Velasco, otros dos grandes artistas ya reseñados anteriormente en el blog por su acercamiento a la periferia y determinadas subculturas urbanas. Merecen especial atención la pintura incrustada en la caja de Cruzcampo y la pintura de la noria de feria, el mundo de las ferias es un gran mundo por descubrir desde el arte contemporáneo
La sorpresa se encuentra al final de la sala y domina parte de esta por su contundencia al ocupar una buena parte de la pared frontal. Un gran bloque de pequeñas fotografías de formato cercano al común 10x15 nos muestran momentos de desfase, sexo, alcohol, borracheras, largas noches en el piso viendo pelis, amigos en situaciones extremas,... estas fotos nos muestran muchos detalles que percibimos en el resto de piezas y que con su visionado se complementan. 
Montaje y display de las piezas impecable, no hay cartelas ni información más allá de la nota escrita por Mar García Ranedo sobre la muestra y que nos encontramos pinchada en la pared a la entrada. No hace falta saber de quien es cada pieza porque el conjunto es muy bueno al margen de quien haya creado cada una. 
Un buen inicio para el Espacio Laraña pero se echa en falta más información y difusión con carteles avisando en la calle sobre la exposición dentro de la facultad para que pueda entrar más público. Ánimo y esperemos que todas las exposiciones sigan siendo de tanta calidad. 

 "SOMOS PRECIOSOS, SOMOS INÚTILES"
Juan Manuel Benítez & Eladio Aguilera
Del 18 de enero al 1 de febrero 2017

"Naturaleza muerta" con litronas de Cruzcampo a la entrada de la expo







Flyer póster de la exposición 

 Vista de la sala del Espacio Laraña


"stack" de botellines Cruzcampo

Vista frontal del bloque de fotografías al fondo de la sala





Una propuesta expositiva, desde el empleo de fotografías, instalaciones y pinturas, en la que tienen cabida elementos y gestos considerados intrascendentes u obscenos, no por su ejecución sino por su explicitación. Hay cierta normalización en los usos de lo “extremo”, siempre que estos se desarrollen en un ámbito privado; es su exhibición lo que incomoda.

Las botellas de cerveza, la resaca, la comida basura, la juerga nocturna buscan, aquí, no tanto la espectacularización como el juego. La abyección es un noticiero y no una juerga o un impulso de autodescubrimiento del cuerpo. De esta forma, dichos objetos, quedan transformados en artefactos artísticos difícilmente etiquetables. Se genera así un universo expositivo que pretende hacernos dialogar utilizando un alfabeto, aparentemente inconsciente, creado a partir de restos de pinturas abandonadas, botellas vacías, colillas, dibujos inacabados y cuadros en proceso. No mencionan sólo el objeto, ni tampoco su simbolicidad; mencionan el acuerdo integral entre éste y un período iniciático del proceder como individuo.

Coordinadora de la exposición
http://bellasartes.us.es/node/1306


Eladio Aguilera durante el proceso de trabajo de una de las piezas presentes en la muestra.

https://www.laventanadelarte.es/exposiciones/facultad-de-bellas-artes-de-sevilla/andalucia/sevilla/somos-preciosos-somos-inutiles/22626
Flyer "oficial" de la exposición